¡Atrévete a correr la maratón!

(1)

Ahí van cuatro consejos esenciales para alcanzar tu sueño:    

1. Empezar suavemente 

La preparación de una maratón es un proyecto a largo plazo tanto a nivel físico como mental.

Antes de empezar el entrenamiento específico a la carrera de la maratón, hay que cumplir con ciertas condiciones de buena salud (visita de control al médico de cabecera) y contabilizar varios entrenamientos regulares y semanales de carrera a pie, pero también realizar actividades deportivas complementarias.
¡Un mínimo de dos carreras por semana con algunas pruebas de carreras de cortas distancias a tu activo es un buen trampolín para « dar el paso »!   
 

2. Determina tu frecuencia de entrenamiento 

Como se dice, correr un maratón de 42,195 km es accesible a todos siempre y cuando se fijen los buenos objetivos. La pregunta importante que debes hacerte es sencilla:  

¿Qué necesito para alcanzar mi objetivo?  
¡En efecto, no sirve de nada correr kilómetros que te agotarán si tu velocidad no progresa!  Antes de encontrar un buen ritmo, es aconsejado calcular su velocidad máxima aerobia (VMA*) o el ritmo de aguante de 6 a 10 min según tus grados de entrenamientos.
 
Estas sesiones de carrera podrán ser alternadas con sesiones de fondo y de velocidad (10X400 m – 2x10x200m) y sesiones sobre pista (3x2000 – 2 a 3x3000) sin olvidar las fases de estiramientos y de recuperación, ¡fases claves para el éxito!  
Según el objetivo a alcanzar y el número de entrenamientos por semana (entre 3 a 5 sesiones en total), podrás definir la duración y la intensidad. El accesorio indispensable para tu  entrenamiento para la maratón es el cardiofrecuencímetro que te permitirá optimizar tus capacidades en función de tu edad y de tus facultades respiratorias.
 

3. Adoptar una alimentación equilibrada

Los efectos de una buena alimentación sobre el bienestar y el rendimiento deportivo son determinantes para mejorar el rendimiento del entrenamiento. Teniendo siempre en cuenta que la alimentación para una maratón deber ser un aporte armonioso de todos los nutrientes indispensables al cuerpo humano : proteínas, hidratos de carbono de absorción lenta, lípidos, fibras y vitaminas…

Favorecer la ingesta de alimentos con fuerte contenido nutricional en tus menús como la levadura de cerveza, los brotes de trigo, legumbres, frutas y verduras frescas, limita el azúcar y sus derivados y el alcohol fuerte. El secreto del maratoniano reside en una buena hidratación o bien una media de 2.5 litros de agua al día.
 

4. Elegir el equipamiento ideal

Ya que el número de kilómetros previstos es importante para la preparación y para la maratón en si, invierte en un muy buen par de zapatillas de running. Los especialistas del running entrenamientos y competiciones Kalenji te aconsejarán sobre la zapatilla adaptada a la morfología de tus pies y a tu pisada.

Prevé buenos calcetines de un material técnico que evitan los calentamientos y las ampollas, ¡el terror del corredor! 

Las prendas para la « maratón »  

Para una carrera de corta distancia o más larga, lo importante es estar realmente a gusto, ya que el menor frotamiento del tejido sobre la piel puede convertirse en algo molesto y doloroso. El día de la maratón, lleva una camiseta « transpirable » que ya te habrás puesto a lo largo de unas carreras para poder probarla, una que no te irrite…

Con tiempo frío, prever una prenda aislante como una sudadera o un corta viento para protegerse del viento y del frío. 

 

¡Vive tus sueños de carrera a pie con tu coach « Kalenji » !

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA