Correr para adelgazar

(1)


Sin duda, el deporte ideal para adelgazar o conservar un peso saludable, es el running. Ayuda incontestable para adelgazar, la carrera a pie ofrece la ventaja de quemar las grasas sin reducir la masa muscular. ¡Todos los adeptos de la carrera a pie te lo dirán, ellos no corren para adelgazar, los corredores y las corredoras disfrutan del running para mejorar su silueta y tener la mente despejada!

 

¿Por qué el running? 

Perder los nódulos de grasa por aquí y por allá para sentirse bien en su cuerpo y en su cabeza, ese es el objetivo de la mayoría de los corredores y corredoras. Asociado a un modo de alimentación equilibrada, el running permite gracias a sus esfuerzos intensos y continuos reducir eficazmente el exceso de peso y eso a todos los niveles. Pero no solo eso…, el running contribuye de manera eficaz a conservar un peso de forma, ya que cualquier sobrecarga ponderal limita el placer de correr. La práctica del running motiva mucho para reequilibrar su alimentación sin tener la impresión de realizar esfuerzos insuperables.

El corredor regular busca en su práctica la mejor manera de hacer funcionar su cuerpo para alcanzar sus objetivos, sean cuales sean.

¡Adelgazar es la mejor manera de no dejar nunca la carrera! 

 

El cálculo del peso de salud

Para evaluar con exactitud el valor de su masa corporal y conocer su peso ideal, es importante calcular su índice de masa corporal. El cálculo del IMC tiene como objetivo dar el valor de masa grasa y muscular tomando en cuenta el sexo, la edad, la talla y el peso. En efecto, a veces cuesta definir la importancia de nuestro sobrepeso. El cálculo entre el peso y la talla da una idea muy precisa sobre la evaluación de su corpulencia y los riesgos de un sobrepeso sobre la salud:  

Fórmula del índice de masa corporal (IMC) = dividir su peso por su talla (en metro) al cuadrado.
Ejemplo: pesas 72 kilos y mides 168 cm
72 : (1,68 X 1,68) =
72 : 2,8224 = 25,5 (índice de masa corporal)

 

Después de este cálculo, es necesario comparar el resultado IMC con los valores de los índices de referencia: 

- Inferior a 16,5, se habla de desnutrición.

- Comprendido entre 16,5 y 18,5, se habla de delgadez.

- Comprendido entre 18,5 y 25, se habla de corpulencia normal.

- Superior a 25, se trata de un sobrepeso.

La medida del índice de masa corporal también permite definir en qué lugar están almacenadas los bultos de grasa en el cuerpo. A la hora de evaluar un sobrepeso, los profesionales de la salud también utilizan una medida llamada RTH o Relación talla caderas. Estas medidas permiten conocer con precisión la localización de las masas de grasa.

 

¿Cómo adelgazar gracias al running? 

Para reducir su masa de grasa, es capital correr varias veces por semana (entre 2 a 3 veces o más) siguiendo un programa de cortas sesiones fraccionadas. Son fases de carreras cortas e intensas. Gracias a las sesiones de intensidad fraccionada, la combustión de grasas será 9 veces más importante que cuando se efectúa entrenamientos largos (duración y número de kilómetros). 

 

Si transpiro mucho, ¡adelgazo! 

Desgraciadamente, la respuesta es no. No sirve de nada correr cada mañana durante horas y transpirar abundantemente. La transpiración no adelgaza, el sudor lleva un 99 % de agua y la rehidratación compensa en totalidad las pérdidas. Es primordial correr de manera regular para eliminar progresivamente su porcentaje de grasa corporal siguiendo un programa de entrenamiento running adaptado y progresivo.

Atención:  Bebe lo suficiente antes, durante y después del esfuerzo. El agua ingerida no aumentará tu peso de origen. Cualquier falta de líquidos en el organismo provoca graves problemas funcionales a través de los efectos de la deshidratación.
 
Los principiantes en carrera a pie tienen a menudo dificultades a gestionar las fases de recuperación entre las sesiones de carrera. Siguiendo un programa adaptado (carrera lenta y progresiva), podrán mejorar eficazmente sus capacidades de fondo. 

 

Las reglas básicas para perder peso o mantener su peso saludable:

- La regularidad en la práctica:  para que el organismo utilice las grasas, hay que prever entrenamientos dos a tres veces por semana (distancias cortas y medias con buena intensidad) durante varias semanas. 

- La graduación del esfuerzo:  piensa siempre en evaluar tus aptitudes físicas para acostumbrar tu cuerpo al esfuerzo. Si notas cansancio durante la sesión de carrera, alterna con fases de marcha. Ejemplo: 10 minutos de carrera intensiva - 10 minutos de marcha. Aumenta poco a poco la fase de carrera reduciendo la fase de marcha. Es una buena garantía para lograrlo

- Los estiramientos antes y después de las sesiones:  para progresar eficazmente en el tiempo y evitar los calambres o las tensiones musculares, tómate tu tiempo para realizar estiramientos antes y después del entrenamiento.

- Una alimentación equilibrada y pobre en grasas:  come a horas regulares para evitar comer entre horas, privilegia las frutas y las verduras, reduce las grasas, bebe agua o  bebidas energéticas antes, durante y después del esfuerzo.

- La toma de complementos alimentarios naturales « quemadores de grasa » favorecerá la combustión de las grasas durante el esfuerzo (Guarana, Citrus Aurantium, café verde…). 
 
 

Objetivo adelgazar…...¡Saldrás ganando gracias al running! 

 
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA