Correr por el campo: Prioriza la seguridad

 

> Ropa y víveres

La primera cosa a tener en cuenta es la ropa. En los meses fríos, no te olvides de protegerte. Sobre todo las extremidades. Los guantes y el gorro son obligatorios sea cual sea la duración y la intensidad del esfuerzo. Siempre es preferible quitarte una prenda que pasar frío y sufrir un principio de hipotermia.

Y a la inversa, si corres y hace sol y calor, no te olvides de  aplicarte una crema de protección solar en las zonas expuestas (sobre todo la nuca y los hombros): cuando corres es muy fácil pillar una insolación. También se aconseja llevar una gorra.

Tanto si hace frío como si hace calor, lleva contigo una barrita o un concentrado energético y una cantimplora para poder hidratarte regularmente. Si vas a salir más de una hora, comprueba con antelación los sitios (fuentes públicas, cafés...) en los que podrás encontrar fácilmente agua.

 

> Seguridad

El peligro más evidente, a menos que te aventures por caminos solitarios, es el derivado de la convivencia forzosa con el flujo de vehículos. Prioridad: no des nunca la espalda a los coches o los vehículos a motor que vengan en tu dirección. Es más que recomendable correr por el lado izquierdo de la calzada. Si una curva muy pronunciada te impide la visibilidad, siempre puedes pasarte a la derecha durante unos pocos metros.

Los acontecimientos trágicos que a veces ocurren nos recuerdan la necesidad imperiosa de que las mujeres tomen precauciones. Estas son las más importantes:

- Corre en grupo siempre que sea posible.

- Fíate de tu instinto: no dudes en dar la vuelta aunque no haya un motivo aparente.

- Cambia regularmente de horarios y de recorrido.

- Lleva contigo el móvil y ten siempre a mano un silbato o un objeto con el que puedas emitir un sonido muy fuerte.

- Informa a alguien cercano de tu itinerario y de la hora exacta en la que piensas volver.

- Mantén el volumen sonoro de tu reproductor mp3 (si lo llevas) a un nivel que te permita percibir la inminencia de un peligro.

 

> Respeta a los demás y a la naturaleza

Correr por el campo es un privilegio que hay que usar sin abusar. ¿Hace falta insistir en la prohibición absoluta de contaminar y ensuciar carreteras y caminos, laderas y bosquecillos?

También es importante que el corredor respete ciertas normas de conducta: saluda de manera amistosa a las personas que te encuentres (no solo a los otros corredores) y mantén cierta decencia al cruzar los pueblos y cualquier otro lugar (no corras con el torso desnudo).

No dejes atrás a tus compañeros de entrenamiento.Los grupos de corredores deben permanecer juntos cuando se aventuran por el campo. Se trata de poder ayudarse.Salimos juntos. ¡Volvemos juntos!

 

Buena carrera !
 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA