Empezar o volver a correr


Correr, actividad deportiva accesible a todo el mundo, es beneficioso para la salud y para el bienestar diario (virtudes preventivas y terapéuticas). De todas maneras, antes de retomar una práctica deportiva, hay que consultar con el médico.

 

Algunos consejos para correr bien

 

1. Decide antes la duración del entrenamiento: la distancia recorrida no es el mejor criterio.  

- Para progresar, empieza con una carrera lenta de entre 10 y 15 minutos,  dos veces por semana

- Para que el entrenamiento sea eficaz, hay que practicar por lo menos 2 veces por semana, incluso 3.

 

2. Busca y prepara el recorrido 

Fíjate metas, elige los terrenos blandos (caminos por el bosque o parques). Si por el contrario, vas a competir en carretera, tienes que acostumbrarte a este terreno. 

 

3.  Lleva un buen calzado 

Lleva un calzado tipo running, adaptado para correr y a tu pisada, elige un número más de lo que calzas en unos zapatos normales. 

 

4.  Lleva la ropa adecuada  

En invierno, abrígate. La regla de las 3 capas es la mejor: una camiseta transpirable, una prenda aislante y una prenda de protección contra la lluvia y el viento.

En verano, no olvides la gorra para evitar las insolaciones. 

 

5.  Corre con la pisada precisa. 

Correr acompañado es ideal porque es una manera de lograr una fuente de motivación adicional. Sin embargo, al principio, es importante encontrar el ritmo propio, y correr con un compañero puede afectar a ese ritmo, con lo que se puede acabar corriendo a un ritmo que no sea el más indicado. Para ello hay dos soluciones posibles: escuchar a tu cuerpo y pedir al compañero que adapte su ritmo al que más se ajusta a ti. Si tu compañero no puede hacerlo, lo mejor y más eficaz es correr solo al principio para poder definir mejor tu propia "velocidad de crucero".

 

6.  Trabaja y mejora tu pisada. 

Entrena en terrenos accidentados, haz abdominal, mejora tu velocidad en 100 ó 200 metros.

 

7.  Elige el buen momento para correr. 

Corre como mínimo 2 horas después de la comida, cuando no estés haciendo la digestión, preferentemente por la mañana o por la tarde.

 

8.  Aliméntate correctamente. 

No hay secretos, hay que beber antes, durante y después del esfuerzo porque se pierde mucha agua corriendo. 

Antes de correr, toma bebidas diluidas (tipo zumo de manzana). Durante el esfuerzo bebe agua. Después agua mineral o Coca. Si hace frío, come frutos secos y barras de cereales.

 

9.  Para conservar la línea o para adelgazar. 

Haz footings cortos, corre en ayunas… y ten paciencia. 

 

10. Estiramientos y ejercicios de flexibilidad 

No seas muy ambicioso la primera vez. Camina para recuperar. Progresa en los entrenamientos. De 30 a40 minutos 3 veces por semana es lo ideal desde el punto de vista de la salud. 

Empieza los entrenamientos con calentamientos progresivos, termina haciendo estiramientos.

 

Ejemplo de entrenamiento:

Empieza con 5 ó 10 minutos caminando rápidamente (calentamiento), luego alterna 100 metros corriendo y 100 metros caminando durante unos 10 minutos. Termina el entrenamiento con 5 ó 10 minutos corriendo tranquilamente y caminando. Repite esta sesión todas las semanas alargando la distancia corriendo (200, 400, 500 metros). 

¡No esperas más y vete a correr! 

 

¡Buena carrera!

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA