¡4 consejos para animarte a seguir !

¡Aprovecha la llegada de la primavera para descubrir o retomar la práctica ocasional del running!
Pero menudo, tras varias sesiones, los corredores principiantes atraviesan un momento difícil. Corren el riesgo de abandonar... Ya no están tan eufóricos como al principio... y todavía no han adquirido el hábito.

Te proponemos varios consejos destinados a responder a los problemas más comunes de los  corredores principiantes.

 

1 – Busca la motivación

 «Ya no tengo ganas»: una vez pasado el efecto de novedad, calzarte unas zapatillas para correr ya no es una motivación suficiente. Encuentra una nueva fuente de motivación: ¡inscríbete a una carrera! Tendrás un motivo para entrenar y podrás planificar fácilmente las sesiones en función de tus objetivos.

 

2 – Empieza lentamente 

«Me quedo sin aliento al cabo de 5 minutos»: como muchos principiantes, ¡empiezas demasiado rápido! Te será difícil correr aunque sólo sea unos segundo por encima de tu velocidad ideal. Si te quedas sin aliento después de 1 kilómetro, reduce tu velocidad. De hecho, debes poder hablar mientras corres durante toda la carrera. Empieza lentamente, y una vez alcances una pisada regular, aumenta un poco el ritmo.

 

3 – Crea tu ritmo

«No consigo acelerar»: si estás por debajo de tu velocidad habitual, ¿corres en las mismas condiciones? Si tu circuito es más ondulado o hace más calor, no podrás alcanzar la misma velocidad que en terrenos planos o en invierno. Si por el contrario, no ha cambiado nada y tu carrera te parece más lenta, cambia el ritmo de tu entrenamiento alternando algunos minutos más rápidos y otros más lentos.

 

4 – Prepara y organiza tus sesiones.

«Siempre me paro antes del final pues no puedo continuar»: en vez de derrumbarte por cansancio, planifica tu entrenamiento. Programa las salidas en función de tu nivel. No intentes correr 30 minutos seguidos si no has entrenado nunca o casi nunca. Durante las primeras sesiones, alterna la carrera con la marcha para poder recuperar (por ejemplo: 10 minutos de carrera, 5 minutos de marcha) y termina el entrenamiento con 10 minutos más rápidos. ¡Es más motivador terminar una sesión con una carrera rápida que con un abandono!

 

 

¡Buen entrenamiento! 

El equipo Kalenji running

 

 

 

 

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA