¡Cambia de zapatillas de running!

(1)

Tus zapatillas de running ya han hecho su tiempo o quieres dedicarte a la carrera a pie, ya es hora de pensar en comprarte un nuevo par de zapatillas de running y acostumbrarte a ellas de manera progresiva.
Equipamiento principal del corredor para proteger y limitar los riesgos de lesiones. Podrían aparecer ampollas o podrías notar ligeros dolores, a menudo debajo de la bóveda plantar que no tenías con tus antiguas zapatillas de running, si corres con nuevas zapatillas sin haberte acostumbrado a ellas. Pero es posible evitar estos disgustos.


Las zapatillas de running se elegirán en función de varios factores como el confort interior, la marca, el precio y la durabilidad… Pero también y sobre todo en función de la morfología del pie: según su ancho, la altura del arco, la curva, su flexibilidad o su fuerza.

 

1. El confort interior o « confort de acogida »  

Al probarte las zapatillas por primera vez, es capital que te sientas cómodo dentro de tus nuevas zapatillas de running. El confort interior es el primer elemento a tomar en cuenta a la hora de elegir.  Lo ideal es que la zapatilla que convenga a tu pie reparta de manera uniforme la presión y sujete bien el talón sin comprimir los dedos.

Incluso si las zapatillas son confortables desde el principio, es importante dejar que pase un tiempo para que la nueva zapatilla se adapte a la forma de tu pie y que tus articulaciones se acostumbren a ellas. Después de una pequeña preparación de carrera, te encontrarás muy a gusto en tus nuevas zapatillas. 

Si después de unos kilómetros, notas dolores inhabituales y persistentes, no dudes en volver a la tienda y pedir a tu vendedor un análisis de la forma de tu pie. Este análisis permite encontrar fácilmente la buena zapatilla de running y adaptar en caso de necesidad una plantilla para corregir la posición del pie. Si llevabas plantillas con tus antiguas zapatillas de running, puedes ponerlas en tus nuevas zapatillas. Tienen la forma de tu pie con lo cual es una ventaja para obtener un buen « confort de acogida ».

La amortiguación y la estabilidad 

El confort de una zapatilla de running pasa obligatoriamente por una buena amortiguación de las suelas y una buena estabilidad.  Para aumentar el confort y evitar las lesiones, deben estar concebidas con materiales técnicos con la calidad de filtrar las ondas de choque y repartir uniformemente las fuerzas y las vibraciones.

Junto con todos estos elementos, la estabilidad de una zapatilla de running es un criterio importante a la hora de elegir. Es la estabilidad la que dará a la zapatilla las cualidades de amortiguador, adaptador y propulsor. 

2. La marca

Si eres fiel a una marca de zapatillas de running en las cuales te sientes a gusto, no cambies por otra marca. Cada marca de zapatillas de running posee sus propias características de fabricación. En función de los diferentes modelos propuestos, las zapatillas de running pueden ser más estrechas o más anchas.

3. El precio y la durabilidad 

Según los diferentes modelos y las calidades técnicas propuestas, el precio de un par de zapatillas de running de buena calidad puede llegar a duplicarse. Unas zapatillas de running de gama alta son más duraderas, amortiguan más y son más blandas. Su cuidado es fácil y contribuyen a mejorar los resultados del corredor. Algunas zapatillas de running ofrecen un buen compromiso a nivel de la sujeción plantar (estabilización del pie), de la amortiguación y de la sujeción del pie.

Para los corredores regulares, es interesante utilizar varios pares de zapatillas para reforzar la durabilidad de las zapatillas y para evitar las lesiones de desgaste. 

        4. Zapatillas de running : Nuestros consejos de compra 

        Para estar seguro a la hora de elegir el buen número:  

        • Ve a comprar tus nuevas zapatillas al final del día cuando tus pies tengan su ancho máximo.
        • Ponte calcetines de running antes de probarte tus nuevas zapatillas.

        El espacio debe ser suficiente para permitir que los dedos se muevan libremente.

        Para elegir zapatillas de running en función de tus necesidades:   

        • Si tus tobillos son frágiles, opta por zapatillas de caña más alta y más estable con una sujeción plantar reforzada.
        • Elige tus zapatillas de running en función de tu frecuencia de práctica y de la forma de tus pies.
        • Pide consejo a los especialistas vendedores de zapatillas de running, sabrán guiarte en la compra de tus nuevas zapatillas. 

        Para evitar los disgustos de un nuevo par de zapatillas :

        • Antes de llevar tus nuevas zapatillas de running, no dudes en doblarlas hacia delante y hacia detrás, no tengas miedo en desgastarlas, sino todo lo contrario, esta manipulación las ablandará.
        • Para evitar los dolores plantares o las ampollas, durante tus entrenamientos, lleva siempre calcetines de running.
        • Para acostumbrarte a tus nuevas zapatillas, antes de correr, camina unos cuantos kilómetros y sobre todo no empieces de entrada con una maratón… ¡Treinta minutos a una hora de carrera es razonable!
        • Entrénate progresivamente con tus nuevas zapatillas de running alternando las sesiones con tus antiguas zapatillas. 

         

         

         

        Para correr y progresar, ¡regala confort a tus pies!  

        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        Puntuar
        IR ARRIBA