El pico de forma

(4)

 

¿Cuántos picos de forma alcanzamos en una temporada?

¿Quién no desearía estar en un pico de forma constante? Pero si fuera posible ya no lo llamaríamos "pico". Como su nombre indica, el pico solo se alcanza en un momento específico de la temporada.

La cantidad de picos de forma que podrías alcanzar depende de la distancia que corras. Los corredores de 10 km por carretera o trails cortos pueden llegar a alcanzar hasta cuatro. Cuenta con dos picos si realizas largas distancias (maratón o un equivalente en trail). Para terminar, los corredores de ultra difícilmente pueden tener más de un pico por temporada. Pero cuidado, no debemos confundir pico de forma con participación en competiciones.

 

¿Cómo gestionar un pico de forma?

Para llegar a un pico de forma deberás elaborar una planificación anual, es decir, programar desde el principio de temporada las diferentes fases de entrenamiento para llegar al día D en las mejores condiciones.

- fase de desarrollo general: trabajo basado sobre todo en la Velocidad Máxima Aeróbica (velocidad de base)

- fase de trabajo específico adaptado al ritmo de carrera que deseas

- fase de relajación (periodo para recuperarse física y mentalmente)

- fase de competición: es el momento en que tienes el pico de forma si el entrenamiento se ha programado bien

Para alcanzar este punto hay que planificar bien los entrenamientos de antemano y no ir haciendo sobre la marcha a medida que pasan las semanas o los meses.

 

¿Cuánto dura un pico de forma?

Si llevas a cabo carreras cortas (10 km como máximo) el pico de forma se puede mantener cerca de 1 mes, es decir, entre 2 o 3 carreras. Es obvio que si preparas un maratón o incluso una carrera más larga, solo podrás realizar una carrera  durante el pico de forma.

 

El entrenamiento adecuado tras el pico de forma

Después de un pico de forma bien aprovechado en una carrera, llega la imprescindible fase de recuperación, más o menos larga en función de la distancia recorrida. Es el momento de aplicar los conocimientos del ciclo con el que has logrado -o no- tu objetivo. Un análisis objetivo de los elementos positivos y de los que no lo son tanto permite volver a empezar una nueva programación, idéntica o no, respecto a la anterior.

 

Ahora que conoces el secreto para alcanzar el famoso estado de forma ideal, solo debes aplicarlo a tu próximo objetivo. Todo esto junto con las ganas de alcanzar el éxito, dará frutos en seguida.

¡Buena temporada!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA