Equipación para el trail: ¡No salgas a la aventura!

(4)


La práctica del running por senderos seduce cada día a nuevos practicantes. Correr en plena naturaleza es efectivamente una garantía de sensaciones inéditas. Sin embargo, hay que cuidar la calidad del equipo usado para evitar disgustos...
 

Todos los practicantes experimentados de trail lo confirman: hay que plantearse con prudencia la práctica del running por la naturaleza y no atreverse de golpe con recorridos demasiado técnicos. También es necesario, y muy importante, equiparse en función del esfuerzo (incluso, aunque se trate de un simple paseo) que vamos a realizar.

 

Las zapatillas

¡Evidentemente, es el elemento más importante de la equipación para el trail! Elige unas zapatillas con las que de entrada te sientas a gusto y que respeten las características de tu pisada.

Hay varios factores a tener en cuenta:

- El agarre: querrás tener bajo los pies una suela que se adhiera incluso (y sobre todo) en suelos húmedos.

- La protección: es importante protegerse de las piedras o las raíces gracias a unas auténticas zapatillas pensadas para el trail.

- La talla: generalmente, se admite que hay que elegir una talla superior al modelo de carretera, para poder realizar las bajadas sin dolores en la zona de los dedos.

- La ligereza: es menos importante que en carretera. Confía en unas zapatillas que ofrezcan una estabilidad total.

 

La ropa

Evidentemente, no se corre por senderos de montaña escarpados como lo haríamos por carreteras perfectamente señalizadas. Así que la ropa debe incluir algunos elementos que aseguren la comodidad y la seguridad.

Indispensable:

- Una camiseta y un polar técnicos. El entrenamiento y las competiciones de trail suelen suponer salidas de varias horas. Hay que estar cómodo, tanto si hace calor como si hace fresco.

- Un cortaviento. No olvides nunca que las condiciones meteorológicas pueden cambiar rápidamente (sobre todo, si corres por la montaña). El cortaviento, que puedes llevar enrollado alrededor de la cintura o plegado en la mochila, es una garantía contra las inclemencias del tiempo que puedan presentarse. También puede resultar especialmente útil en caso de accidente, tipo esguince, hasta que lleguen los servicios de socorro.

- Unas mallas cortas o largas (en función de la estación). Evita los shorts de running cortos y ventilados – que suelen llevar los maratonianos –, ya que no protegen del posible contacto con las zarzas.

 

Cosas que hay que considerar:

- Se recomienda llevar unos guantes y un gorro si hace frío. Lleva una gorra cuando el sol brille con fuerza.

- Las medias de contención. Pueden ser útiles para proteger de arañazos y picaduras. Y también pueden ayudar a prevenir los calambres.

 

Los accesorios

No hay que fiarse de la palabra "accesorios". Una práctica sensata del trail exige equiparse de manera meticulosa. Los organizadores de las carreras imponen además muchos de estos accesorios (que en realidad son esenciales).

- La mochila. ¡Indispensable! Tiene que permitir guardar dos bidones y varias barritas energéticas o alimentos sólidos, así como el cortaviento.

- Un teléfono móvil. Para avisar a familiares y amigos o a los posibles servicios de socorro en caso de que suframos un contratiempo (comprobar antes de la salida de entrenamiento que la batería del móvil está correctamente cargada).

- Una linterna frontal. Evidentemente, es indispensable cuando el entrenamiento se desarrolla (en todo o en parte) con luminosidad variable.

- Un cronómetro o un reloj GPS. Importante para valorar convenientemente el tiempo de esfuerzo. Atención, la idea de progresividad es al menos igual de importante en el trail que en carretera.

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA