¿Por qué es importante el descanso anual?

(63)

Si corres tres o más veces a la semana y tienes objetivos de crono o de distancia, debes saber qué es el descanso anual. Aunque, más que del descanso anual, sería más adecuado hablar de descansos anuales.

 

Para recuperarse físicamente

Para  preparar una carrera, tienes que hacer varias sesiones de VMA, umbral, salidas largas, travesías, etc. Es decir, largos periodos de preparación. Es un trabajo que te permite progresar pero acaba cansándote también. El cuerpo necesita recuperarse de estas múltiples sesiones.

¿Cuántas tendinitis, lesiones musculares o, incluso peor, fracturas podrían evitarse? Dándole a tu cuerpo el tiempo necesario para cicatrizar estas pequeñas lesiones, benignas al principio, pero que acaban siendo lesiones importantes. Lesiones que te obligarán a descansar involuntariamente de la práctica deportiva, en el peor momento y durante un tiempo indeterminado. Son momentos difíciles para los deportistas.

 

Para recuperarse mentalmente

Es importante alejarse algunos días del deporte y recuperar la vida social, aparcada por la inversión de tiempo en tu pasión, a veces en el límite de lo razonable. Es una buena ocasión para compartir momentos con tus amigos y familiares, que te apoyan a lo largo de todo el año.

La motivación también sale perjudicada de las sesiones difíciles o realizadas en condiciones meteorológicas desagradables. Necesitas también una gran fuerza mental para superarte a ti mismo y darlo todo el día de la competición, que has preparado y con la que sueñas desde hace tiempo.

Para los runners mayores de 55 años, es preferible "descansar" menos, porque cuesta más volver a estar en forma.

 

¿En qué momento hay que hacer los descansos?

Si has planificado bien la temporada, tienes dos grandes objetivos anuales (especialmente si corres grandes distancias). Deberías hacer un descanso después de cada gran objetivo o pico de forma.

 

¿Cuánto tiempo dura el descanso?

De dos a tres semanas de descanso son suficientes. Serán unos diez días sin ningún tipo de deporte. Luego podrás retomar la actividad deportiva suavemente, siempre con un deporte sin impactos, por ejemplo ciclismo, natación, esquí de fondo, travesía, etc.  Si te apetece, puedes mezclar estas diferentes prácticas deportivas.

Finalmente, puedes reanudar la actividad con un poco de footing de duración muy moderada (de 45' a 1h máx) durante la 1ª semana, antes de poder lanzarte hacia nuevos retos. No será hasta la tercera semana que podrás volver a completar un entrenamiento de verdad.

 

La vuelta al deporte

Cuando vuelves a prepararte para un nuevo objetivo, corres el riesgo de echar pestes, especialmente los primeros días, porque empiezas a un nivel inferior al que tenías. Pero con el paso de los días y las semanas, incluso de los años, apreciarás los beneficios de estas pequeñas vacaciones, podrás superar nuevos retos y, quién sabe, ¡alcanzar las mejores marcas!

 

No lo dudes: el entrenamiento es indispensable para progresar, pero recuerda siempre que el descanso es parte integrante del entrenamiento.

¡Buen descanso!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA