Preparando su primer maratón

(1)


Maratón: los secretos de una buena preparación. Correr una maratón, por primera o enésima vez, siempre es una experiencia diferente. Y pocos corredores pueden aguantar los 42,195km sin pasar primero por una preparación meticulosa. Zoom sobre los básicos…

 

¡Prohibido improvisar!

En espacio de dos décadas, la maratón se ha democratizado. Antiguamente reservada a cierta élite, hoy en día tan sólo asusta a unos cuantos corredores principiantes. Recuerda: correr 42,195km no se improvisa y se aconseja practicar primero sobre distancias más cortas. En un primer tiempo la carrera de 10km. Luego una media maratón.

Con el fin de respetar una progresión en el kilometraje semanal recorrido – y reducir el riesgo de aparición de lesiones –, es preferible no lanzarse a la aventura de la maratón antes de haber practicado el running de manera regular como mínimo durante un año completo.

 

Discurso del método

Ya son pocos los corredores, sea cual sea su nivel, que ignoran las diferentes técnicas de entrenamiento que permiten preparar una maratón de manera organizada y metódica. ¡Los simples footings de 50 minutos con ritmo tranquilo de los sábados o domingos ya no bastan! Es importante variar el programa de las sesiones y pasar a tres o incluso cuatro entrenamientos por semana.

 

Dos pistas a privilegiar:

- La sesión en fondo fundamental que permite preparar el organismo a esfuerzos cada vez más largos. Es necesario durante estas salidas, generalmente efectuadas en grupo, probar los geles energéticos o las bebidas del esfuerzo que se consumirán durante la maratón.

- La sesión de fraccionado (en pista o en medio de la naturaleza). Aquí, el objetivo es trabajar en zonas de intensidad cardiovascular más exigentes para desarrollar la potencia del “motor” y mejorar la técnica de la carrera.

 

No te creas ser otra persona

¡Principiantes, tengan cuidado! No os fijéis otro objetivo que el de terminar la carrera. Pasar el cartel de la llegada es tu victoria, la única que cuenta. Nada debe comprometerla. Por consiguiente, cuida tu cuerpo, corre de manera constante y controlada conservando siempre la impresión de poder acelerar en cualquier momento. Y cuando tus piernas se vuelven pesadas, no dudes en caminar de manera regular para evitar los calambres y suminístrate lo suficiente.

¡Correr una maratón es siempre – siempre – un (re)aprendizaje de la humildad! Si te inicias a la carrera a pie, no ambiciones correr una maratón en 2013. Tu primera experiencia en los 42,195km debe ser programada como muy pronto a lo largo del primer semestre 2014. Nadie, desde el principiante hasta el poderoso keniano, puede escribir el escenario de la carrera con total precisión. Mil y un imprevistos importunan o al revés bonifican la calidad del esfuerzo. De modo que es importante fijarse objetivos en coherencia con su nivel y su estado físico del momento. ¡Y si consigues un buen tiempo, o incluso batir un récord personal, al final de los 42,195km, es que tu preparación habrá sido realmente efectiva!

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
IR ARRIBA